viernes, 16 de mayo de 2008

Currando en el taller

Mirar mi pobre dedo después de haber currado tres horas en el taller.

A veces estoy tan concentrada que no me doy cuenta ni cunado me corto. Es lo que paso ayer, me corte unas cuantas veces con metal.
El esmalte es un material muy sensible a los cambios de temperatura. Ayer conseguí que se rompiera una pieza.
Bueno me cague en todos los xxx!













Al final después de tanto esfuerzo logre crear lo que veis aquí. Todavía me siento muy inspirada por el mar. Los dos colgantes son de cobre y esmalte.


5 comentarios:

belula dijo...

Guauuuuuu....me encanta esos colgantes!!!!....sobre todo el de cobre...genial!. Tienes tu propio taller?...jo qué envidia. Bss

Caminín dijo...

Ains! pero que bonitos! y que bien que trabajas el cobre!

Krea dijo...

Si, bueno comparto un taller con un amigo. El colgante de cobre que solo tiene unos detalles en esmalte lo voy hacer también en plata.
Un beso y que paséis buen fin de semana.

Azhra dijo...

oO !!! Que pasada, te acabo de encontrar gracias a belula... y te saludo antes de nada vaya que mientras que me paseo se me olvide.

Un placer encontrarte. Besitos

anuska dijo...

te entiendo, yo tambien tengo así las manos, pero del trabajo, nada de placer q x lo menos sarna con gusto no pica ^_*