domingo, 9 de noviembre de 2008

Un ataque de besos

Yo soy como los monstruos de la peli de Monters, INC me lleno de energía positiva cuando oigo reír a personas pequeñas (niños-as).
Joel y yo tenemos un juego que consiste en hacernos cosquillas y ver quien aguanta más sin reírse. Con este juego he descubierto que mi niño tiene cosquillas hasta detrás de las orejas y en los labios.
Los fines de semana nos levantamos relajados, casi siempre acabamos los tres en la misma cama. Es uno de las formas de despertar más bonitos que yo se. Con los dos hombres de mi vida muy cerquita de mi. Nos despertamos y lo primero que vemos son nuestras caritas llenas de sonrisas y besandonos mucho mucho, como a Joel le gusta. Él lo llama el ataque de los besos.Venga al ataque!
Ataca a alguien que quieras con besotes y cosquillas, llenar las pilas de esa energía positiva.

3 comentarios:

anuska dijo...

ya te digo, así cualquiera se levanta contento, desde aquí un montón de besos también =^_^=

Carla Irusta | Cyla Costa dijo...

Hola!
Esta muy bien tu blogg! Me gusta mucho y se siente de lejos el buen humor y la buena onda!

Muchos saludos!

Carla

JGG dijo...

Ja,ja,ja,ja.